La columna seca forma parte de la protección activa contra incendios

La columna seca es una instalación para uso exclusivo de los Bomberos normalmente aplicada en edificios de altura.

Está formada por una tubería ascendente de 80 mm de diámetro en acero galvanizado, que discurre por la caja de escalera, desde una conexión en la fachada. 

Un sistema de Columna Seca esta compuesta por los siguientes elementos:

  •  Toma de fachada (IPF-41).

        Elemento ubicado en la fachada de los edificios, y que contra con una conexión siamesa para el uso de los bomberos.

  •  Red general de Distribución:

        Conjunto de tuberías, válvulas y accesorios que permiten la conducción del agua, desde la toma en fachadas, hasta las salidas ubicadas en las plantas.

  •  Tomas en planta (IPF-39 e IPF 40).

        Elemento ubicado en las plantas de los edificios, y donde los bomberos tendrán acceso al agua de extinción.

Las bocas de salidas en pisos se sitúan en plantas pares hasta la octava, y en todas las plantas a partir de esta. Y cada cuatro plantas un debe ser con llave de seccionamiento para cortar el suministro a plantas superiores si no es necesario que llegue el agua hasta ellas.

Los Bomberos alimentan la columna conectando sus camiones a las tomas de agua en fachada y conectan sus mangueras a las bocas de salida en plantas para evitar tener que desplegar mangueras a lo largo de las escaleras.
Deben estar situadas en el embarque de la escalera o en vestíbulo, con su centro a 90 cm. del suelo

Contaran con una instalación de columna seca:

  • Todos los edificios y establecimientos de altura de evacuación superior a 24 m. No obstante los municipios pueden sustituirla por una instalación de bocas de incendio equipada, cuando no quede garantizada el uso de la primera.
  • Hospitalario:  Cuando la altura de evacuación supere los 15 m.
  • Aparcamientos:  Con más de tres plantas bajo rasante, o cuatro sobre rasante.